GAFAS DE CERCA

GAFAS DE CERCA

Friday, July 17, 2015

VIENTO SOBRE LA UMBRÍA

 
Viento sobre la Umbría. Llovizna.
Me parece estar en otro tiempo, en otros días, aquellos de la infancia. ...

Mi cortina revoloteando al viento es la vela de un barco, la llovizna, lluvia de aquellos veranos, paraísos perdidos.
¿Por qué siempre vuelve la infancia?
¿Por qué es ella siempre la referencia, el yo verdadero, la esencia?
¿Por qué pese a todos los aprendizajes y vivencias sigo siendo aquella?
Viento sobre la Umbría. Refresca y se agradece.
Oigo truenos. Las gaviotas revolotean sobre la ría.
El sonido de la vela-cortina me trae recuerdos de cacharritos sobre los escalones, de mariquititas sobre la cama… Hoy hace día de jugar adentro, decíamos.
Entre llovizna y llovizna yo montaba en la bici y recorría Punta de punta a punta. Me sentía tan dueña y señora como un naufrago en su isla. Y pedaleaba a contraviento, y el viento me daba en la cara. Y era feliz y libre.
Viento sobre la Umbría. Recuerdos.

Sunday, May 31, 2015

SEVILLA



No tengo prisa.
Camino por las calles

sin edad ni relojes.
Es una ciudad sin tiempo
y yo también lo soy.
La ciudad y yo nos entendemos.
Aquí soy yo como lo fui entonces.
No tengo prisa.
Saboreo encuentros y despedidas
y sé que el verdadero encuentro
es conmigo misma.
Fantaseé con ser observada
desde ventanillas de autobuses urbanos..
Ahora sé que todo es más sencillo
y más palpable.
No tengo prisa.
Me siento junto al río
a escribir en papel grueso de envolver
-no tengo otro-.
Escribo junto a este Guadalquivir

donde antaño- salvando las distancias desde luego-
se sentara a escribir Becker.

Pienso en él y en el romanticismo...
 No tengo prisa.
Aquí soy yo: sólo yo y mis recuerdos.

Saturday, April 11, 2015

NO ME VENGAS CON CUENTOS, PRIMAVERA



No me vengas con cuentos, primavera,
te anuncias con luz y color, y largos días,

pero te vas y todo como estaba queda.
Ni se transforman las vidas, ni el amor
inunda nuestras vidas para siempre
(y ni siquiera momentáneamente).
No me vas a engañar, primavera,
te he ido conociendo año tras año:
haz los gestos exagerados que tú quieras.
Yo me resignaré a las alergias,
a la bajada de tensión y a la apatía,
sabiendo que llegará el verano un día.
Y otro día, mejor aún, llega el otoño,
como un bálsamo ante el desasosiego
de tu intensa vida y gran trasiego.
Menos mal que en la naturaleza
todo es cíclico, y a gusto de todos,
se van sucediendo las tendencias.
Pero engañarme, ay, no, ya no me engañas:
tú sigue floreciendo amapolas,
que yo estaré esperando las castañas.

Friday, March 06, 2015

DE PRONTO LA TRISTEZA



De pronto la tristeza.
Nublada la alegría que cantaba proyectos,

hundidos en el lodo los deseos,
avanzando la ausencia a pasos de nostalgia.
Sorda al amor que me rodea.
De pronto la tristeza.
Cuéntame un cuento que cuente risas,
no importa lo que diga, sólo quiero oírlo.
Cuéntame, cuéntame un cuento.
De pronto la tristeza...
Enciéndeme las farolas de mi calle,
enchúfame una sonrisa de sorpresa,
no dejes que me invada lo imposible.
Haz magia.

Tuesday, February 24, 2015

POR AMOR ME HE TRIPLICADO


 La ausencia lo invade todo, es un ejército que avanza.
La nostalgia ha tomado posiciones,se ha hecho grande....

Mereció la pena nacer, sólo por naceros;
sólo por pariros, mereció la pena ser mujer.
Porque tú, y él, y él y tú, sois mi universo,
y, mi vida ya no es una vida, son tres juntas.
Me he triplicado, por amor, me he triplicado:
tengo tres vidas, tres, pero hoy se han dispersado.
Y estoy partida en tres pedazos, rota en tres estoy.
Por amor, por un amor increíblemente grande.

Saturday, February 14, 2015

DIA DE LOS ENAMORADOS: MARGA

 
 
 
(“Todo lo bello…porque tú sabes mirarlo…agradecido se te entra…y…te hace a ti más bello…¡aún!” MARGA GIL ROËSSET)

  Ay, el amor, el amor, el amor. El amor. Un sentimiento con poder, el amor. Poder para hacernos felices, pero también para hacernos desdichados. ¿Quién no ha sufrido por amor? ¿Quién no ha sentido esa "enfermedad mental transitoria" que nos hace comportarnos como no queremos, que produce obsesión y distorsión de la realidad? ¿Qué subyace bajo él? ¿Deseo? ¿Es acaso el cortejo animal pero que, al ser nosotros humanos, revestimos, engalanamos, engrandecemos, sofisticamos? Cuando lo sentimos, todo esto da igual. Y estoy hablando, claro está, del enamoramiento en estado puro, no del otro. No del amor que prosigue, no del amor ya acomodado, sereno, que proporciona calor y confort y protección y seguridad. Hablo del amor amor, de la pasión, de ese que tiene fecha de caducidad. Que nos vuelve locos. Trastornados. Confusos. Ilusionados. Dramáticos. Pero sobre todo, que nos hace sentir extremadamente vivos. Muy vivos. Aunque paradójicamente hay quien se quite la vida por él.
Y digo eso último porque estoy leyendo un libro recién publicado, se llama MARGA. Y Marga (Marga Gil Roësset) se quitó la vida por amor a principios del siglo XX. Ella tenía veinticuatro años y se enamoró perdidamente de Juan Ramón Jiménez. Sí, ese Juan Ramón tan serio y enjuto que vemos en las fotos era un rompecorazones, y no sólo en este caso. Quién lo diría. Él tenía cincuenta años por aquel entonces y estaba casado con Zenobia. Este libro es el diario de Marga (que entregó a Juan Ramón un rato antes de matarse) tal como lo escribió, y es realmente escalofriante ser receptora de sus sentimiento en esos últimos días de vida y de cómo planificó su muerte. Ella sabía que la vida era bella, lo sabía. Ella era una chica monísima, culta, sensible, inteligente, artista (escultora, pintora… esculpió el busto de Zenobia). La vida le hubiera ofrecido miles de cosas, de momentos, de recorridos. Y ella sabía que la vida era bella, ufff, cómo lo sabía, cómo era de sensible. Pero sintió que lo más bello de la vida (Juan Ramón) no podía ser para ella. Y decidió irse. Y se fue.
Qué error más garrafal cometiste Marga, qué horror tan tremendo. Si hubieras esperado un poco, si te hubieras alejado, si hubieras seguido, se te habría pasado ese amor que creíste eterno, y al pasar del tiempo, hubieras mirado atrás y lo recordarías como algo superado, no digo como una anécdota, pero casi. Los amores imposibles también se superan. Tenías que haber dado una oportunidad al tiempo que todo lo va cambiando, Marga, por dios. Te habrías vuelto a enamorar más veces, habrías sido una gran artista. Qué triste tu decisión Marga. Qué triste estoy por ti en estos días.
Este día de los enamorados lo consagro a ti, lo hago tuyo, es mi pequeño homenaje desde el siglo XXI.
Este próximo jueves se presenta el libro en Moguer, en la Casa Museo, lo presenta Carmen Hernández Pinzón, descendiente de Juan Ramón, quien salvó el diario de Marga del olvido. Dijo Juan Ramón que el recuerdo de Marga duraría lo que durara su obra (la de él): unos años o eternamente…. Eternamente, Juan Ramón.
No pienso perderme esta presentación.

Monday, January 19, 2015

COMPRENDERÁS QUE ES TARDE


 
Comprenderás que es tarde,
-porque siempre se hace tarde

por mucho que demoremos la tardanza-
una tarde de primavera,
cuando la playa se vista de fiesta
con ocasos tardíos,
y el agua adquiera la temperatura perfecta.
Y entonces sabrás que nadie
te comprendía como ella,
te amaba como ella,
te ofrecía lo que ella.
Comprenderás que es tarde,
cuando esa tarde
ella ya no te esté mirando.