GAFAS DE CERCA: DESENGRANAJE

Sunday, March 19, 2006

DESENGRANAJE

En qué momento comenzó a tambalearse el mundo no lo sé, el mundo establecido, el mundo fijo de correcto engranaje, bautizo, comunión, oposiciones y boda, todo en orden, sin alterar la secuencia, como las estaciones, siempre una detrás de la otra, obedientes, calor en verano y frío en invierno, y todo clarito clarito; como las tablas de multiplicar que tan bien cuadran; como las ecuaciones que tanto me gustan, tal vez porque son exactas y me dan seguridad, porque es lo único exacto, mi vida y mis pensamientos no lo son, desde luego. Pero yo no sé a partir de qué momento todo comenzó a moverse, y lo blanco ya no era tan blanco, y lo negro ya no era tan negro, ni todo estaba tan claro como lo habían explicado de pequeña las monjas del colegio, esas que yo odiaba, quizá porque ya entonces intuía que tanta rigidez y tanto hábito eran antinaturales, o tal vez porque yo estaba descuadrada ya, no lo sé. Dicen que existe la crisis de los cuarenta, tal vez sea esto, como un terremoto de nuestros cimientos, pero no sabría decir en qué momento justo comenzó a minarme este descontento y esta ansiedad pero lo cierto es que a mí no me gustan las rectas paralelas y sí las perpendiculares, y quiero que se crucen y se crucen las líneas; las líneas secantes también me gustan, quizás más que las perpendiculares porque están más desordenadas, y en el punto en que se cruzan saltan muchas chispitas, fuegos artificiales. Pero a la sociedad eso no le gusta, y somos seres sociales, y a la sociedad le gustan mucho más las rectas paralelas y también los cuadrados, con todos sus lados iguales, cuanto más iguales mejor, mucho mejor, y nosotros encerrados dentro. Y si eso es lo que sientes, pues te aguantas, y te tomas una aspirina o medio orfidal que ya se te pasará, como se pasan los catarros o los dolores de cabeza: malos pensamientos y malos momentos los tiene cualquiera, pero el día y la noche tienen que ir uno detrás de otro, uno detrás de otro, así, sin rumbo ni sentido, el día, la noche, el día, la noche, y siempre en la dirección de las rectas paralelas, que van hacia no se sabe donde y nunca se cruzan. Yo no sé si este caos de pensar y no saber qué pienso comenzó hace mucho a germinar en mi, cuando lo escribí así tal cual con quince años, o entonces solo fue un presentimiento de lo que luego pasaría, pero lo cierto es que la confusión no es buena, es mucho mejor estar cuerda y no pensar, e ir a comprar encajes y cositas a la mercería, cosas concretas, siempre se lo he dicho a mi amiga, cosas concretas, amiga, encajes, medio kilo de tomates, unas cortinas nuevas. Y hablar de esas cosas, sin más. Eso es lo correcto, lo que sincroniza con las rectas paralelas, los cuadrados y todo eso. Ver la televisión, decir las verdades a medias, conformarse. Y no gritar a pleno pulmón en la playa un día de tormenta, y no hacer el payaso que ya somos mayorcitos, y no cantar y cantar, y no escribir y escribir, y no vivir y vivir...... Bueno, pues eso, querer o no querer, loca o cuerda, noche o día. siempre lo mismo, al fin y al cabo. Rectas paralelas, cuadrados... tic, tac, primavera, verano... tic, tac, tic, tac, noche, día, otoño, invierno... tic, tac, rectas paralelas, cuadrados..... Pero, ¿y los sueños... ?/¡Guárdatelos! ¡Hay mucha realidad que vivir!/ Pero, ¿y la poesía...?¡Guárdalas! ¡Hay muchos cajones! /Pero, ¿... y mi yo, mi yo verdadero...?¡Modélalo! ¡Hay muchos cuadrados! Ya, pero, yo pienso, y por pensar no sé qué pienso..... Bueno, tómate una aspirina, o dos, o tres, ya se te pasará......

5 Comments:

  • Pero no les eches la culpa a los cuarenta; esas crisis se pueden tener a cualquier edad.
    Caminar contra corriente es a veces tan difícil como inevitable.
    Me gusta cómo te expresas, la claridad de tus metáforas.

    By Blogger Carlos el hormigo, at 9:23 AM  

  • A mi también me daban seguridad las matemáticas y, aunque nunca he sido de vivir en un cuadrado (y de puntillitas y cortinitas ni hablemos, a veces siento la necesidad de que todas las cosas sigan lo establecido, y saber lo que tienes que hacer exactamente en cada momento, como cuando tienes una madre que te dice que esto es blanco o esto es negro y no hay ningún gris que valga.
    Me gusta tu "Algarabía 2". Besitos

    By Anonymous Anonymous, at 12:55 PM  

  • No te pases con las aspirinas, que te leo la Cartilla (la de Otero, claro, que es poética).

    By Anonymous Paco, at 9:30 AM  

  • Es esa estúpida rigidez con la que se nos enseñaba de niños, todo tenía que ser perfecto. La competitividad por ser mejor, pero mejor ¿que tú mismo?
    Creo que lo único que ayuda dentro de una crisis es hablar con alguien que te quiera mucho, sales con la autoestima bien alta y te da igual que sea tu mundo sea un círculo o un cuadrado o una línea que parezca una ola.
    Besitos, Dolo.

    By Blogger melytta, at 12:48 PM  

  • Pues sí, Dolo, es lo que hay, bienvenida a la duda, a vivir "a lo salmón", total, nos van a dar lo mismo al final.Que les den a todos, chiquilla.

    By Anonymous Juan, at 11:58 AM  

Post a Comment

<< Home