GAFAS DE CERCA: LA PEDRADA

Tuesday, July 29, 2008

LA PEDRADA

Kike y Kiko eran mayores que ella, mucho mayores. Es decir, tenían dos o tres años más, pero en aquel momento eso era muchísimo. Además de mayores, eran antipáticos , sobre todo Kike, y malos, sobre todo Kiko. Kike y Kiko eran sus vecinos, y aunque pudieran parecerlo, no eran hermanos. Kike vivía en la casa de al lado y era hijo único, y Kiko en la siguiente y tenía todos los hermanos y primos que le faltaban a Kike, es decir, muchísimos. Las tres casas, la de la niña, la de Kike y la de Kiko compartían un espacio común, sin separación. Así eran entonces las cosas en Punta Umbría. Este espacio común , al que llamaban "el corral", era un mundo en sí mismo, poblado de adelfas, palmeras, jazmines, escondites, cuevas secretas, tesoros enterrados, gatitos abandonados, columpios de cuerdas.... Como todas las tardes, la niña jugaba en ese mundo mágico, sus cacharritos sobre la arena.,los dátiles haciendo de melones, las adelfas haciendo de verduras, el agua haciendo de leche....
Kike y Kiko, desde la maldad de sus corazones comenzaron a tirarle piedras. Una gracia de dos imbéciles sin piedad. Pero el destino, que a veces hace cosas raras, quiso que fuera la hora de la merienda , y que Ramona, una vez preparado el pan con nocilla, saliera a buscarla , y quiso el destino que la viera escondida y asustada , y que riñera a los niños, y que, fatídicamente se interpusiera entre la piedra y la niña. Ramona era su tata, su segunda madre, la persona más buena del mundo. La que con su santa paciencia le daba cada noche el jamón picadito en el platito verde de plástico, mientras le contaba historias; la que cuidaba de ellos cuando sus padres viajaban, la que la defendía cuando su madre le reñía, la que estaba ahí desde siempre, desde que ella nació. Cuando la niña vio a Ramona en el suelo, "muerta",sangrando por la cabeza, el mundo se hundió: mamá, mamá, Ramona se ha muerto, la han matado, corre, corre... Por mi culpa, por mi culpa, por mi grandísima culpa, la piedra iba para mí, por qué, por qué ,Ramona es tan buena, me ha salvado la vida, por mi culpa, por mi culpa.... Todo lo que pasó a continuación lo vio la niña como si no fuera real, como si estuviera soñando, el tiempo se paró, dejó de existir, no existía ya la tarde, ni existía el verano, sólo el miedo, el miedo....Está muerta, está muerta, ha dado su vida por mí.... Todo pasó como una película delante de sus ojos: el traslado a la cama, la llegada del médico, el silencio lleno de susurros ininteligibles, la casa como en penumbra.... Por mi culpa, por mi culpa, por mi grandísima culpa, la sangre, la muerte, los niños asesinos.... Cuando pasó el peligro, y Ramona recobró la conciencia, la niña comenzó a escuchar frases sueltas: qué sinvergüenzas los niños, la podía haber matado, qué mala suerte, la piedra le dio en el sentido.... Ya de noche, su padre reparó en ella: la niña está pálida, la voy a llevar a comer un helado. De camino a la plaza, la luna llena se reflejaba en el agua de la ría, la tarde que dejó de existir a las seis en punto, había dado paso a una noche misteriosa, sangre,muerte, culpa, luna..... -Papá, jamás perdonaré a esos dos... La dignidad no tiene edad, y la niña, que tenía seis años, cumplió su promesa, jamás volvió a jugar con ellos, ni a mirarlos, ni a pronunciar sus malditos nombres. Hay cosas que no se perdonan nunca. Ya de vuelta a casa, el helado , que era de fresa, su sabor preferido, se le había derretido en la mano, olvidado. Demasiado dulce para un día tan amargo.

6 Comments:

  • Infancia, ternura, melancolía....

    By Anonymous Anonymous, at 3:50 PM  

  • "Demasiado dulce para un día tan amargo".

    Cuando se es pequeño, algunos lugares parecen tan grandes y el mundo tan pequeño. Después, nos sentimos tan pequeños en un mundo tan grande.

    Me gusta en tu relato el uso de localismos como que le habían dado "en el sentido". Eso en el norte no lo entendería, jaja.

    Un saludo. Enorme tu relato, como siempre.

    By Blogger Félix, at 2:03 AM  

  • (Juan)
    De ahí que se hable de perdonar pero no olvidar. Perdonar sí, porque depende de nuestra voluntad, pero olvidar no, porque no podemos aunque queramos, y a veces olvidamos sin querer.
    Muy dulces tus recuerdos de Punta, Dolo.
    Un besito

    By Anonymous Anonymous, at 11:21 AM  

  • Lo bueno que tienen tus vivencias y recuerdos es que, al menos a mi, me hace rememorar esa forma de jugar, esos enfados de ya no te hablo mas, etc.
    Ah¡ sobre tu comentario en mi blog de "mi sitio" en la playa es el de la foto, mas o menos. Lo mas seguro es que nos conozcamos con ese conocimiento de gente que ves a dario. Los que vivimos por la zona de la Peña nos conocemos casi todos aunque sea de "vista".

    Se da la circunstancia que este año, en agosto, estaré algo lejos.

    By Anonymous fgr, at 2:23 AM  

  • Dolo soy antonio ángel. Gracias por tu comentario. Porece ser que también nos une el amor por huelva.Espero que sigamos en contacto. besos

    By Blogger antonio ángel, at 12:18 PM  

  • Hola, os invito a que visiteis un nuevo blog de Huelva.

    http://cinsenzura.blogspot.com/

    Gracias.

    By Blogger Me KeAo MuErTa, at 5:00 PM  

Post a Comment

<< Home