GAFAS DE CERCA: RÉQUIEM POR EL MERCADO DEL CARMEN

Saturday, February 13, 2010

RÉQUIEM POR EL MERCADO DEL CARMEN

...............A Juana, mi suegra, que formó parte de ese escenario,
...............con mi recuerdo cargado de cariño. El Mercado del Carmen, la plaza abastos de Huelva ha muerto. Nació en 1868 y murió en 2010, más concretamente el sábado pasado, rodeada del cariño de muchísimos choqueros que se acercaron a despedirse. Yo creo que no era necesaria esta eutanasia precipitada, que aún podía salvársele, rehabilitarla, ponerla guapa, rejuvenecerla, y conservarla. Pero no. Al parecer el Ayuntamiento no pensó lo mismo. Ha construído una plaza nueva, moderna, con aparcamientos. Los tiempos cambian, dirán los más realistas. Estaba muy vieja, era fea, dirán los menos románticos. Sería fea. No sé. A mí no me lo parecía. La belleza es tan tan relativa. Y "La Plaza" era un lugar con tanto carisma, tanto sabor, tanta antiguedad, tanto encanto. "La Plaza" de Huelva, lugar a donde llevábamos a los amigos "forasteros" para presumir de la cantidad de pescaito que se vendía allí, de las coquinas, de las gambas, de la aguja palá, del atún, de las almejas... ¿Y sus alrededores? ¿Qué será de sus alrededores? La gitana que vendía bragas, las tiendas de mimbre, los "Chavicos", La Cuchillería, El Bar Miguel, los puestos de churros, los puestos de flores...Los villancicos en Navidad. El Calvario pasando por su puerta el lunes santo.
Es imposible trasladar ese espíritu a otra parte. Con el derrumbe del Mercado del Carmen, se irá uno de los barrios más castizos de Huelva, tal vez el más castizo. Se va un trozo de Huelva lleno de colorido y tipismo, y se llevará consigo cientos de mañanas onubenses con sus anécdotas, con sus costumbres, con tantas y tantas coversaciones, y alegrías y pesares de varias generaciones de hombres y mujeres de esta tierra.
Recuerdo de pequeña ir a la plaza con mi madre, y tirarle de la falda para que me comprara aceitunas, y mi madre diciendo "no te las comas todas", y yo sin poder resistirme, comiéndomelas todas, estaban tan buenas esas aceitunas gordas rellenas de pimiento colorao.
Recuerdo a mi suegra, cuando ya no salía a ninguna parte, pero como podía, iba día tras día a la plaza, vivía tan cerquita que todo el mundo la conocía, y la plaza para ella era mucho más que comprar, era su mundillo, el contacto con el mundo exterior.
Recuerdo a mis niños en el cochecito, recién nacidos, cuando yo estaba de baja maternal y tenía tiempo para ir la plaza día sí y otro también, aprovechando esos paseitos mañaneros, tan contenta yo y mi niño, y la gente de los puestos diciéndome lo grande y guapo que estaba Miguel, y luego Luis.
Recuerdo el alborozo, la alegría, la conversación, la bulla, las mañanas de navidad, la gente diciendo "no se cabe...", los boniatos en invierno, los puestos de especias con ese colorido tan variado, el jamón al corte, los tomatitos buenos para el gazpacho, el trocito de jarrete para hacer caldo...
El nuevo mercado estará quizás más limpio, tendrá mejores servicios, será más cómodo (dirán los más prácticos), pero nunca será ya lo que fué éste durante ciento cuarenta y dos años de vida. Cuesta muchos años crear esa magia. Y nuestra plaza morirá , ha muerto ya, cuando han cerrado sus puertas (como el que cierra los ojos de un muerto) para siempre.
Esta mañana, cuando como muchos sábados Juanmi ha ido a la plaza por churros, ha ido ya a otra parte, a otro lugar que nada tiene que ver. Al llegar me ha dicho, es una plaza sin alma, es como ir al Aqualón. Hasta los churros nos han sabido de otra manera. Es una pena. Los que la hemos conocido, la recordaremos siempre y la llevaremos en el corazón. Dejo aquí en homenaje a nuestra querida Plaza, una fotos que tomé una mañana cualquiera, cuando empezó a rumorearse que desaparecería. ¡¡¡¡Hasta siempre!!!!

5 Comments:

  • estoy contigo, podría haberse restaurado, guapearse, todo menos quitar otra fuente de calor a la cada vez más fría ciudad de Huelva.
    Vino y besos

    By Anonymous manolo rubiales, at 4:24 PM  

  • Pues ya podrían haberla restaurado y renovarla y conservarla pero...

    Me ha encantadover tus recuerdos impresos.

    Un abrazo y ya sólo queda "calentar" la plaza nueva, que tampoco tiene ella la culpa de las pocas luces de los gobernante.

    Besos

    By Blogger TriniReina, at 1:15 AM  

  • Uno de los grandes males de "nuestros" tiempos es la preferencia política por la piqueta y la especulación, antes que por la rehabilitación. Ladrones de cuello blanco y alma negra llenando los despachos oficiales.

    Besos.

    By Blogger El Éxodo, at 1:50 PM  

  • Querida Dolo: es cierto que se pierde un trozo de la historia de Huelva. Pero también creo que el nuevo mercado pronto será otro icono, gracias a los comerciantes (los mismos) y a los fieles clientes. La verdad es que estoy deseando verlo y sacar fotos.

    By Blogger Charo Barrios, at 2:17 PM  

  • Pues sí, es parte de nuestra historia; y por eso se nos va algo con ella, no por historia sino por nuestra.
    De todas formas, Huelva se caracteriza por no saber, nunca ha sabido, mantener, proteger, sus sitios con algo de historia. En todas las ciudades hay barrio antigüo, ¿dónde está el de Huelva? ¿Qué edificios tenemos que merezcan la pena enseñar? Pues eso, un caso más, Dolo, un caso más.

    By Anonymous Juan, at 12:06 PM  

Post a Comment

<< Home