GAFAS DE CERCA: POR QUÉ VOY CON LA MESA DE LA RÍA

Friday, May 20, 2011

POR QUÉ VOY CON LA MESA DE LA RÍA

Nací en una ciudad bonita. Pequeña, pero bonita. Tranquila y limpia. Cerca del mar. En esta ciudad que es la tuya y la mía y se llama Huelva. A la que amo con sus muchos defectos y sus virtudes. De pequeña iba a la Punta del Sebo con mis padres, en un autobús, al que yo llamaba "el coche de papá y mamá" porque en aquellos años mis padres aún no tenían coche. Tengo recuerdos muy remotos de todo eso, porque yo era muy pequeña. Pronto aparecieron los monstruos. Vinieron gente de fuera que nos debía de ver a los onubenses como personass de tercera categoría a juzgar por como nos trataron. Levantaron la Industrias Químicas y Básicas, con esas chimeneas que ya nunca pararían de echar humo. Destrozaron nuestra ría y nuestro entorno. Así crecí, así crecimos los de nuestra generación, tú lo sabes. No sé si te acuerdas que muchas tardes, cuando bajábamos la Vía Paisajista, volviendo del instituto, teníamos la sensación de estar chupando azufre. Era horrible. Vivimos escapes que se silenciaron. Era el poder económico. Había llegado para quedarse, y el dinero es el dinero. Ya se sabe, se da una propinita y todos se callan la boca. Crecimos cansados de vivir esa injusta situación en la que día a día respirábamos los humos tóxicos que salían por las chimeneas de las fábricas. Cansados del muro de hormigón y gases contaminantes que nos separaba de nuestra ría, que nos condenaba a ser una ciudad maldita, que nos impedía tener la idiosincracia marinera que nos correspondía. Cansados de abrir las ventanas por las mañanas para ventilar, y tener que cerrarlas porque nos daba miedo lo que entraba. Cansados de que los días de lluvia se "pasaran" más aún. Se cometieron barbaridades. En los años sesenta, setenta, ochenta, no había la conciencia medioambiental que ahora hay, y fue terrible. Luego, comenzamos a convivir con esa alucinante y surrealista balsa de fosfoyesos al lado, como un monstruo devorador que nunca se saciaba. Y siempre con la duda de por qué en Huelva había tantas enfermedades, y que nadie respondiera. Sí, hubo un médico que fue valiente: lo quitaron de enmedio. Hemos estado desamparados, los políticos de Huelva no han hecho nada, pero nada nada, por salvarnos de tanta injusticia, se tapaban los oidos, se echaban las culpas unos a otros (ay, esa Junta de Andalucía...), ignoraban, desviaban la atención a temas menos importantes, decían que no había tanta contaminación, siempre han defendido lo indefendible. Tú sabes igual que yo que nadie nos ha defendido nunca. Por eso es tan "gracioso" oirlos ahora hablar de la ría, de los fosfoyesos, de hacer de Huelva una ciudad verde. Me da risa. ¿Te acuerdas de las manifestaciones? Siempre estábamos los mismos. No estaban los que tenían intereses directos, ya fueran económicos, ya fueran políticos, ya fueran de influencia. No estaban los conformistas, los que se quejan pero no hacen nada. No estaban los ocupados, los de "me hubiera gustado ir, pero es que ese día....". No estaban los remilgados:"yo, mientras están los partidos políticos por enmedio...". En medio de tanta cobardía apareció Jose Pablo Vázquez Hierro y un grupito de valientes. Gente que no se han acobardado ante críticas despiadadas ni ante amenazas. Que han trabajado con un objetivo claro, inteligentemente, sin hacer ruido pero con mucha constancia y eficacia. Que han llevado nuestra situación a Europa. Que han conseguido cosas importantes (ya no se vierten fosfoyesos, y eso es gracias a ellos). Son incombustibles. Por eso, cuando Jose Pablo me habló de la candidatura y me pidió que fuera con ellos, no podía decir que no. Lo admiro profundamente. Sabes que te he dicho muchas veces que es la persona que ha hecho por Huelva lo que no ha hecho nadie, aunque Huelva no lo sepa. Yo confío en que el tiempo le haga justicia.
Hoy vamos a la elecciones municipales con un programa electoral muy digno, realista, inteligente. Con propuestas no sólo medioambientales, sino de todos las áreas que afectan a una ciudad. Con un grupo de gente estupenda e ilusionada.
Es un orgullo para mí ir con ellos, lo confieso.
Cuando siento el apoyo de tantos onubenses tengo la sensación de que por fin nos estamos destapando, que algo está cambiando de dirección. Y me emociona enormemente. Sólo con eso, créeme, pase lo que pase en las urnas, ya habremos ganado.

5 Comments:

  • Dolo, aunque no puedo darte mi voto, quiero que sepas que voy contigo.

    Suerte y un fuerte abrazo

    By Blogger TriniReina, at 4:32 AM  

  • Lo siento, Dolo, has escrito otra confesión, y a la vez inmejorable "Crónica de una Huelva contaminada", con la que te confirmas, y espero que firmes, (jeje),todo un contrato estable indefinido y beneficioso para ámbas partes, con la Mesa de la Ría de Huelva. Tendrás derecho a una remuneración mensual de 1.800 aplausos y 234 admiraciones nuevas en especie, más cuatro pagas anuales de máxima diversión, mucha ilusión, constante (in)y FORMACIÓN, voluntarioso estudio, altruismo prorrateado entre sus miembros (con perdón, jeje), y algo, poco o mucho,(?) de riesgo. ¡¡¡Somos "el pueblo, Dolo, tú, los tuyos, y nosotros todxs. El pueblo y el pueblo deal lao" juntos, por fín! juntos.
    Un besazo en verso. No paremos nunca. Viva Islandia!

    PD.- Pa mi alargaor wordpress de onubenses.org va de cabeza. De cabezas bién amueblás. +Bss.

    By Anonymous alargaor, at 5:50 AM  

  • Felicidades, Dolo, por esa victoria. Sabes que vuestra causa es también la mía. Yo también he soñado con ver un día ese paraíso libre de fábricas.

    By Anonymous Carlos el hormigo, at 8:53 AM  

  • ¡¡Mi más sincera ENHORABUENA por vuestro triunfo!!. Cómo me gustaría ser hoy una "choquera" , al menos podría presumir de pertenecer a una ciudad en la que, por fin, hay un partido digno al que poder votar con plena convicción. Aquí, en Sevilla, me siento "atrapada en azul" y el único consuelo y derecho al pataleo que me queda es asistir a la plaza de la Encarnación.
    Esto es solo el comienzo y os queda tanto por hacer… ¡¡¡ANIMO¡¡¡
    Besos.

    By Anonymous Unicornio, at 10:02 AM  

  • Enhorabuena, Dolo. Ya sabes que yo he pecado de confiado, iluso, y me he quedado un poco decepcionado. Sí, ya sé que es todo un triunfo haber conseguido un concejal, pero yo pensaba otra cosa. Después de más de 40 años soportando las fábricas y protestando, he llegado a pensar que habría mucha, muchísima gente que por fin diría que tenía a quien votar. En fin, más adelante será.
    Un abrazo

    By Anonymous Juan, at 1:09 PM  

Post a Comment

<< Home